Educacion Infantil

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Orient.Pedagógica Niños agresivos en el aula
Lunes, 15 de Agosto de 2011 13:12

Niños agresivos en el aula

por  Experto
Vota este articulo
(12 votos)

Como enfrentarse a los niños agresivos

Los niños agresivos son un gran problema. Pueden hacer que los niños se sientan heridos, asustados, enfermos, solitarios, avergonzados y tristes. A veces los niños agresivos pueden golpear, patear o empujar para hacer daño a otras personas o insultarlos, amenazarlos, fastidiarlos o asustarlos. Los niños agresivos pueden decir cosas malas de otras personas, apoderarse de las cosas de otro niño, burlarse de alguno, o dejar afuera a un niño del grupo a propósito. Algunos niños agresivos amenazan a las personas para conseguir que hagan cosas en contra de su voluntad.


Los niños agresivos son un gran problema

Los niños agresivos son un problema grande que afecta a muchos niños. Tres cuartos de los niños dicen que han sido peleados o burlados. El enfrentamiento con un peleador puede hacer que un niño se sienta realmente mal. El estrés de tener que lidiar con niños agresivos hasta puede hacer que los niños se sientan mal.

Tener niños agresivos puede hacer que los niños no quieran ir a jugar afuera o a la escuela. Es difícil concentrarse en las tareas escolares cuando te preocupa cómo vas a enfrentar al peleador que está cerca de tu armario. Los niños agresivos son un problema para todos, y no solamente para los niños con quienes se meten. Los niños agresivos pueden hacer que la escuela sea un lugar de miedo y eso puede llevar a más violencia y más estrés para todos.


¿Por qué los niños agresivos actúan de esta forma?

Algunos sólo están buscando llamar la atención. Puede que piensen que ser peleador es una manera de ser popular o de conseguir lo que quieren. La mayoría de los niños agresivos está tratando de darse más importancia. Cuando se burlan de otros puede hacerlos sentir grandes y poderosos.

Algunos niños agresivos vienen de familias en donde todos están enojados y gritando todo el tiempo. Ellos pueden creer que estar enojado, insultar y empujar a las personas que están a su alrededor es la manera normal de actuar. Algunos niños agresivos están copiando lo que han visto hacer a otra persona. En algunos casos, ellos mismos han tenido que lidiar con niños agresivos.

A veces los niños agresivos saben que lo que están haciendo o diciendo lastima a otras personas. Pero otros niños agresivos puede que realmente no sepan lo hiriente que puede ser su comportamiento. La mayoría de los niños agresivos no comprende o no le importan los sentimientos de otras personas.

A menudo los niños agresivos se meten con personas a quienes creen que pueden dominar. Puede que se metan con niños que se ponen tristes fácilmente o que tienen problemas para defenderse. Cuando un peleador consigue que una persona reaccione, puede hacerlo sentir que logro el poder que quiere. A veces los niños agresivos se meten con una persona que es más inteligente que ellos o que es de alguna manera diferente a ellos. A veces los niños agresivos simplemente se meten con un niño sin motivo alguno.

Gemma le dijo a su mama que un niño se estaba metiendo con ella por tener pelo colorado y pecas. Ella quería ser como los otros niños pero no podía cambiar esas cosas de si misma. Finalmente Gemma se hizo amiga de una niña en la pileta que deseaba tener pelo colorado como el de Gemma. Las dos niñas se hicieron grandes amigas y Gemma aprendió a ignorar a las peleadoras de la escuela.


¡Todos en grupo!

Algunas veces la mejor forma de frenar a los que molestan es tener a todos en grupo. Eso significa la escuela entera, los alumnos y los integrantes todos deciden hacer de la escuela una zona libre de niños agresivos.

Pero requiere más de un encuentro y algunos carteles. Los integrantes de la escuela y los alumnos tienen que poner esas palabras en acción. Las maestras pueden cambiar la forma en que manejan a los niños agresivos cuando los ven. Para los alumnos, puede significar aprender más acerca de otros niños en la escuela, especialmente aquellos que son diferentes. Algunas veces un peleador puede molestar a un niño solamente porque el o ella puedan ser de diferente raza, venir de una cultura diferente, parecer distintos o tener un problema de aprendizaje.

Tu escuela ha comenzado un programa anti-peleas como este? Si no es así, los padres, niños, y maestros pueden tener en cuenta la idea y guiar el camino hacia una escuela más feliz y saludable


Niños agresivos: como dominarlos

Entonces ahora sabes que los niños agresivos son un gran problema que afecta a muchos niños, pero ¿que haces si alguien te esta peleando? Nuestro consejo se divide en dos categorías: prevenir un enfrentamiento con el peleador y que hacer si terminas enfrentado cara a cara con el peleador.

  • Evitar un enfrentamiento con el peleador: Tanto como puedas, evita al peleador, Por supuesto que no puedes empezar a esconderte o faltar a clase. Pero si puedes tomar un camino diferente y evitarlo o evitarla, hazlo.
  • Actúa con valor. Si te asusta otra persona, lo más probable es que no te sientas muy valiente. Pero a veces, el solo hecho de actuar con audacia es suficiente para detener a un peleón. ¿Como luce y actúa una persona audaz? Párate firme y le darás el mensaje: No te metas conmigo. Es más fácil sentirse valiente cuando te sientes bien contigo mismo. ¡Veamos el próximo consejo!
  • Siéntete bien contigo mismo: Nadie es perfecto, ¿pero que puedes hacer para lucir y sentirte mejor? Tal vez quieras estar más saludable. Si es eso, tal vez decidas hacer más ejercicio, mirar menos televisión, y comer comida saludable. O tal vez sientas que luces mejor cuando te das una ducha por la mañana antes de ir a la escuela. Si es eso, puedes decir levantarte un poco mas temprano para que puedas estar limpio y refrescado para el día escolar.
  • Búscate un peleador (y se tu mismo un peleador): Dos es mejor que uno si estas intentando evitar ser intimidado. Haz un plan para caminar con uno o dos amigos en el camino a la escuela o el recreo, almuerzo o en cualquier parte en donde pienses que vas a encontrar a un peleador. Y si un amigo esta teniendo problemas de pelea ofrécele hacer lo mismo. Involúcrate si ves que hay peleas en la escuela, dile a un adulto, únete al niño que esta siendo intimidado y dile al peleador que pare.

Si el peleador te dice o hace algo:

  • Ignora a los niños agresivos: Si puedes, trata de hacer lo mejor de ti para ignorar las amenazas de un peleador. Haz de cuenta que no lo escuchas, y márchate rápido a un lugar seguro. A los niños agresivos les gustan las reacciones a sus burlas y mezquindad. Actuar como si no te diste cuenta y no te importa es como no reaccionar en absoluto y esto solo podría frenar el comportamiento de un peleador.
  • Defiéndete a ti mismo: Simula sentirte realmente valiente y confiado. Dile al peleador. ¡No! ¡Detente! En voz alta, después márchate o corre si tienes que hacerlo. Los niños también pueden defenderse diciéndole a un peleador que deje de burlar o asustar a otro, y luego marcharse juntos. Si un peleador quiere que hagas algo contrario a lo que tu quieres, dile “¡No”! Y márchate. Si haces lo que un peleador te pide, seguramente sigan intimidandote. Los niños agresivos tienden a intimidar a los niños que no se defienden por si mismos.
  • No reacciones como un peleador. No devuelvas golpes, patadas ni empujones cuando te enfrentas con un peleador que te molesta o molesta a tus amigos. Si respondes peleando sólo le das satisfacción y esto es peligroso porque alguien podría salir lastimado. Probablemente tú también te metas en problemas. Es mejor quedarse junto a otras personas, permanecer seguro y buscar la ayuda de un adulto
  • No demuestres tus sentimientos: Planea con anticipación. Como puedes hacer para dejar de enojarte o demostrar que estas ofendido? Intenta distraerte (cuenta hacia atrás desde 100, deletrear la palabra “tortuga” hacia atrás, etc.) para mantener tu mente ocupada hasta que estés fuera de la situación y en un lugar seguro en donde puedas mostrar tus sentimientos.
  • Dile a un adulto: Si estas siendo intimidad, es muy importante que le digas a un adulto. Encuentra a alguien de confianza y diles lo que te esta pasando. Maestros, directores, padres y ayudantes de almuerzo de la escuela puede ayudar a detener el acoso. Algunas veces los niños agresivos paran cuando los maestros los descubren porque tienen miedo de ser castigados por sus padres. Esto no es hablar de alguien que ha hecho algo pequeño, pelear es un error y ayuda si cada persona que es intimidada o cada persona que vea alguien que esta siendo intimidado habla.

 

¿Qué les pasa a los niños agresivos?

Al final, la mayoría de los peleones tiene problemas. Si siguen actuando con maldad e hiriendo, tarde o temprano sólo les quedarán unos pocos amigos, generalmente otros niños que actúan como ellos. El poder que buscaban se les escapa rápidamente. Otros niños avanzan y se olvidan de los niños agresivos.

Luis vivía con temor a Bryan, todos los días le daba el dinero de su almuerzo pero Bryan continuaba molestándolo. Luis incluso lloro un día y una chica les dijo a todos que era un bebito y estuvo llorando. Luis estaba avergonzado y se sintió tan mal con el mismo y con la escuela. Por ultimo, Brian fue descubierto cuando estaba amenazando a Luis y ambos fueron enviados a la oficina del director. Brian tuvo muchos problemas en su casa. Con el tiempo, Brian aprendió como hacer amigos y pidió a sus padres dinero para el almuerzo. Luis nunca quiso hacerse amigo de Brian pero si aprendió a actuar fuerte y tener mas confianza.

Algunos niños agresivos culpan a otros. Pero todo niño tiene oportunidad de elegir cómo actuar. Algunos niños agresivos se dan cuenta de que no consiguen el respeto que quieren amenazando a otros. Puede que hayan creído que actuar como niños agresivos los haría populares, pero pronto se dan cuenta de que otros niños simplemente los consideran alborotadores fracasados.

La buena noticia es que los niños que son peleones pueden aprender a cambiar su comportamiento. Los maestros, consejeros y padres pueden ayudar. También ayuda observar a niños que tratan a otros equitativamente y con respeto. Los niños agresivos pueden cambiar si aprenden a usar su poder de manera positiva. A fin de cuentas, si los niños agresivos deciden o no cambiar sus modales depende de ellos. Algunos niños agresivos se convierten en niños estupendos. Otros niños agresivos no aprendes más.

Pero nadie tiene que aguantar el comportamiento de un peleador. Si un peleador te molesta o molesta a alguien que conoces, háblalo con alguien en quien confíes. Todos tiene el derecho de sentirse seguros y ser peleado hace que la gente se sienta insegura Háblalo con alguien y continua haciéndolo hasta que se haga algo.


Ultima modificacion el Lunes, 15 de Agosto de 2011 13:18
Login to post comments